Vacunación y desparasitación en cobayas ¿Es necesario?

Es importante tener claro que las cobayas no transmiten enfermedades al ser humano.

Como evitar que nuestra cobaya pase frío en invierno

Las cobayas tienen facilidad para resfriarse, por lo que es poco recomendable que se las deje en el exterior en temporadas de temperaturas bajas.

Sustrato, ¿cuál es el mejor?

Existen diversos tipos de sustrato o bases que podemos utilizar en la jaula de nuestras cobayas, pero... ¿cuál es el mejor y más recomendable?

Dos cobayas mejor que una

Aunque no siempre resulta posible tener más de un animal en casa, en el caso de las cobayas se debe plantear como una positiva opción.

Adopta una cobaya. Ellas también necesitan un hogar.

Os mostramos algunas dudas y preocupaciones frecuentes de los que se plantean o todavía no se deciden a adoptar.

domingo, 23 de agosto de 2015

Adopta una cobaya. Ellas también necesitan hogar.

 

Cobayas Cui Cui anima a todos sus seguidores y visitantes a adoptar a una cobaya, ya que muchas veces se olvida que hay muchos más animales a parte de los perros y los gatos que también buscan y necesitan un nuevo hogar.
.
Os mostramos algunas dudas y preocupaciones frecuentes de los que se plantean o todavía no se deciden a adoptar:

¿Por qué adoptar en vez de comprar?

Hay muchas cobayas en adopción que buscan un nuevo hogar dónde las cuiden y les den cariño. Normalmente son de personas que ya no pueden mantenerlas por algún motivo (cambio de residencia a otro país, alergia, problemas familiares o económicos...). De no adoptar, algunas cobayas pueden ser abandonadas en parques o campos a su suerte y con el peligro que ello conlleva.

Pero yo quiero una cobaya pequeña porque quiero que se acostumbre a mi.

Esto con algunos animales ocurre, sin embargo las cobayas no son animales que se unan tan fuerte a las personas, por lo que si ya eran confiadas con su anterior dueño, no les costará mucho ser confiadas contigo. De todos modos, siempre existen adopciones de cobayas pequeñas, pero claro, es más complicado encontrarlas ya que éstas crecen bastante rápido.

¿Y si me la dan con alguna enfermedad?

Es un caso que se puede dar igualmente con una adopción que comprándola en una tienda de animales o incluso un criadero. Siempre es aconsejable hacerle un primer chequeo en un veterinario de animales exóticos para verificar que se encuentra en buen estado, especialmente si tenemos otra cobaya y pretendemos juntarlas.

Si adopto una cobaya, ¿me regalan la jaula y demás?

No tiene por qué, aunque en lo personal siempre he opinado que es lo más correcto. Pero muchas veces la gente no la regala entre otros motivos para ver quien de verdad tiene intención de cuidarla y no quiere a la cobaya solo porque se la regalan ya con todo.
Es algo que se debe hablar con la persona que te dará en adopción al animal.

Me preocupa que la persona que me de en adopción a la cobaya quiera saber continuamente de ella y no me deje tranquilo/a.

También es algo que se debe hablar con la persona y llegar a un posible acuerdo en caso de que quiera mantenerse informada del estado de la cobaya. Especialmente si la persona es de la misma ciudad y quiere visitarla para ver que tal está. Hablando se entiende la gente.Aunque generalmente la gente no suele molestar demasiado.

Quiero juntar a la nueva cobaya adoptada con una o más cobayas que tengo ahora ¿es buena idea?

Sobretodo, si la cobaya ya tiene cierta edad, será conveniente realizar pequeñas tomas de contacto en áreas neutrales. Que se conozcan en un pasillo o lugar abierto. Importante limpiar bien la jaula dónde vayan a convivir para que no huela a rastro de la cobaya que ahí habitaba, ya que hay algunas cobayas que pueden ser un poco territoriales si llevan tiempo ahí.

Hazlas felices. Si no lo haces tu, ¿quién lo hará?

Cualquier otra duda o preocupación sobre adopciones podeís comentarnosla abajo en la sección de comentarios y procuraremos resolverla o en nuestro Foro Cui Cui.

Recordad que disponemos de una sección en el foro de ADOPCIONES en la que no hace falta estar registrado para publicar.

lunes, 17 de agosto de 2015

Curiosidades... ¿Conoces a la Capybara?



Seguro que todos vosotros habeís sentido la necesidad irrefrenable de achuchar a vuestras cobayas, pero al ser tan pequeñas no es posible, ¿verdad? Pues no seré yo quién haga eso posible ya que es imposible. Pero sí que hay una manera de reprimir esas ganas, y es abrazando a una capybara.
Para quienes no las conozcan aquí os comentamos un poquito sobre ellas.

Estas cobayas gigantes no son como las nuestras, por lo menos no en tamaño, ya que las capybaras miden mas de 1 metro de largo y pesan nada más y nada menos que una persona adulta. Así que no podemos cogerla en brazos.
Por otro lado, la alimentación es muy parecida a la de las cobayas ya que las capybaras también son herviboras. En su hábitat natural también viven en grandes grupos, otra vez, igual que las cobayas. Las podemos encontrar libremente correteando por Colombia y diversos países de América Latina.
Su época de apareamiento es durante la primavera, y pueden dar a luz hasta 8 nuevas capybaras, mientras que las cobayas no pueden hacerlo. A diferencia de las cobayas que tardan sobre 2 semanas en desamamantarse de su madre, las capybaras pueden comer hierba a la semana de haber nacido, pero pueden seguir amamantando hasta 16 semanas. Y, ojo al dato, porque es muy curioso: amamantarán de cualquier madre que se ofrezca, no harán reparo alguno.

Tienen un rasgo en común con los hipopótamos, y es que las capybaras están totalmente adaptadas a la vida en el agua y el lodo. Aunque parezca cosa sorprendente, son muy rápidas en el agua al igual que en tierra. Si se quieren dar un chapuzón, dan un salto tan increíble que se sumergen en el agua de cuerpo entero y pueden quedarse ahí varios minutos. Las patas ya no se parecen tanto a las de las cobayas. Éstas son gruesas y parcialmente palmeadas, no parecen garras como las de las cobayas, ya que les ayuda a ser grandes nadadoras.
Suelen estar acomodadas entre los jacintos de agua, que les sirve a las crías para protegerse de los caimanes que puedan acechar. Por suerte los caimanes no pueden contra una capybara adulta porque tienen una piel muy gruesa, pero las crías son un objetivo fácil y suculento. De hecho solo 1 de cada 20 crías sobreviven, por ese motivo tienen que aprender a nadar audazmente y así escapar de su depredador.
Entrada redactada por: Lau

miércoles, 12 de agosto de 2015

Las Cobayas y la Vitamina C


Una de las cosas más importantes que muchas veces no se tiene en cuenta a la hora de adquirir una cobaya es precisamente la necesidad de ofrecerles vitamina C mediante la alimentación.

Muchas personas creen que como en algunos piensos para cobaya pone que lleva aporte de vitamina C, con eso será más que suficiente. Es un error, ya que la vitamina C en estos envases se desgrada conforma pasa el tiempo.

Lo correcto en un principio es alimentar a nuestras cobayas con verdura y fruta fresca que contenga la vitamina C. Entre ellas la más conocida y recomendada para estos pequeños animales por su gran aporte de dicha vitamina y por ser apta para su alimentación diaria, es el pimiento rojo. Aunque obviamente hay otras verduras y frutas que contienen esta vitamina, como por ejemplo: las endibias, los canónigos, la rúcula, la naranja en pequeñas dosis...


En ocasiones puede ser necesario algún suplemento vitaminico que se pueden encontrar en tiendas de animales, herbolarios o farmacias y parafarmacias. Normalmente se presentan en líquido o pastillas. Si el producto es para humanos hay que tener especial cuidado con la dosis, ya que es mucho menor que la de un humano. En éstos casos es mejor informarse sobre la dosis recomendada en algún veterinario de exóticos. Para administrar gotas basta con una jeringa sin aguja (no diluir en el bebedero, ya que se pierde la vitamina).


Es importante tener en cuenta no dar multivitamínicos, ya que no todas las vitaminas que contienen son necesarias para las cobayas y pueden causarles problemas.

¿Qué pasa si mi cobaya no toma Vitamina C?

Las cobayas, al igual que nosotros los humanos, no sintetizan la vitamina C, es por ello que necesitan aporte de ella a diario. Si no se le administra ésta vitamina, la cobaya acabará enfermando. La enfermedad por deficiencia de vitamina C se llama "escorbuto". Entre sus síntomas están la apatía, pérdida de movilidad, caída de los dientes, descamación, problemas digestivos, etc.

Como podéis observar, no es una enfermedad agradable ni simple, más bien es compleja, sufrida y deriva muy probablemente en la muerte de la cobaya. Es por ello que hay que controlar la dieta de éstos animales y procurar que haya la suficiente vitamina C para evitarla.

Más información sobre el escorbuto en general AQUÍ.

Seguidores