martes, 3 de junio de 2014

La crianza de cobayas ¿qué debes saber?

A veces nos llegan mensajes de personas que tienen intención de hacer criar a sus cobayas. Algunos por las ganas de ver las crías de cobaya y vivir ese momento como algo curioso, y otros para lucrarse con su venta.


Puede que alguien que lea ésta entrada se haya planteado alguna vez o se esté planteando actualmente la posibilidad de que su cobaya críe. Bien, pues es importante saber algunas cosas sobre ello, ya que no todo es color de rosa y no siempre las cosas salen como esperaríamos.

Es importante saber que:
  • Una hembra de cobaya no necesita vivir en pareja con un macho o criar por obligación durante su vida.
  • En caso de hacerla criar, debe tener menos de 7 meses de vida y pesar al menos 600gr. para que el parto no se complique.
  • No se deben separar las crías de la madre antes del mes.
  • La media de crías en una cobaya es de 3, pudiendo llegar a unas 6 en menos ocasiones. No son muchas al contrario de lo que muchos piensan. Puede incluso llegar a nacer tan solo una.
  • La toxemia es una enfermedad que puede aparecer en la madre. Podría causarle la muerte. Se podría decir que hacer criar a una cobaya tiene cierto riesgo para ella.
  • Una cobaya no es conveniente que crie muchas veces y menos todavía seguidamente.

"Quiero criar porque me hace ilusión ser abuelo/a"

 Vale, ésto es muy común, la ilusión. De ilusión no se vive y de ilusión no se mantienen los animales.


Si queremos tener crías de nuestra cobaya debemos estar muy seguros de que existe la posibilidad de que hayan riesgos, y en éstos casos es importante tener dinero ahorrado por si algo ocurriera y necesitásemos ayuda de un veterinario exótico. Debemos saber que existe la posibilidad de que la madre fallezca con el consiguiente problema de las crías huérfanas y su cuidado, por lo que además necesitaremos tiempo.

 Es necesario jaulas extra para separar al macho para que no moleste a la madre embarazada, y posteriormente al mes del nacimiento, bebés macho y bebés hembra, si no queremos acabar con todas nuestras hembras embarazadas.

 Mantener a una cobaya, dos o incluso tres, puede resultar sencillo y no demasiado caro, pero cuándo el número de éstas aumenta más, puede resultar económicamente más agobiante. Recordemos que las cobayas necesitan verdura a diario y heno constantemente, cuantas más cobayas tengamos más heno y verdura deberemos comprar, lógicamente. A eso debemos sumarle el tiempo de limpieza de las jaulas, que ya no será una, sino dos o tres, lo que se traduce también en más gasto en sustrato.

 Es por ello que antes de criar cobayas por ilusión debemos pensar si nos merece la pena. Sería mejor buscarlas en adopción y así controlar la cantidad de cobayas que tenemos en casa para evitar sorpresas de que casualmente nuestra cobaya no tenga 3 crías, sino ¡6!

 A veces hay personas que dicen que cuando críen se quedarán con una o dos de las crías más los padres, y el resto las darán en adopción. Pero la pregunta es ¿tenemos adoptante? No es fácil siempre encontrar adoptantes, y mientras tanto tendremos que cuidarlas nosotros. Puede ocurrir que varios amigos o conocidos nos hayan dicho que las adoptarán, pero debemos pensar que a veces esa gente también se echa atrás en el último momento y el marrón te lo comerás tú.

 Recuerda que hay muchas cobayas que buscan un hogar, que tener una cobaya adoptada grande no significa que vaya a ser agresiva o que vaya a huir de nosotros porque no nos conoce. Una cobaya domesticada y que tiene la confianza de su dueño, muy probablemente nos cogerá confianza también a nosotros. Es importante que preguntes las características de la cobaya antes de adoptar si no estás muy seguro de hacerlo por su carácter, incluso mejor si puedes conocerla directamente.

"Quiero criar cobayas porque necesito ganar dinero o hacer un negocio"


  Las cobayas para la crianza son complejas, por lo que se comentaba antes, no suelen tener muchas crías y además la madre corre el riesgo de fallecer cuándo se le hace criar numerosas veces.

 Lucrarse con ellas no es precisamente la mejor idea de negocio, no suelen ser animales caros. Podemos encontrar cobayas por 12 y 15 euros perfectamente en tiendas animales, además de que también hay muchas que se dan en adopción sin coste alguno. Es verdad que hay razas más caras que otras, pero en éstos casos debemos recordar de nuevo el riesgo para las madres de dar a luz tantas veces y el coste de mantenerlas en buenas condiciones y completamente sanas. Las cobayas de razas más caras necesitan mucho más cuidado, además claro de una salud impecable para que alguien pague por ellas.

 Si no eres un criador reconocido lo tendrás además más complicado todavía.

 Para llevar un negocio así debemos tener un lugar adaptado, con varias jaulas o corrales grandes, y claro está, ahorros suficientes para hacerlo legalmente, con seguridad y poder mantener las cobayas con óptima salud.



 Habiendo tantas cobayas sin hogar, Cobayas Cui Cui no apoya en absoluto la cría, y mucho menos con ánimo de lucro. Queremos concienciar a la gente de lo que supone tener un animal, de lo importante que es buscar información antes de adquirir uno, la necesidad de evaluar nuestro tiempo libre disponible para dedicarle y nuestra economía. Las posibilidades que tenemos de que alguien se haga cargo de ellos cuando se da el caso de un viaje, por ejemplo, es algo que no se debe olvidar.

 Recuerda pues que un animal no debe ser un capricho tonto, no es un objeto del cuál uno se cansa y puede tirarlo. No debemos pensar que si nos cansamos basta con darlo en adopción, es una opción cruel y de muy poco corazón. Si no se está seguro de poderlo mantener de por vida (salvo en casos excepcionales de salud y otros problemas de extrema necesidad), es mejor no tener al animal.

 Criar es una gran responsabilidad que no recaerá sólo en la madre, recaerá en mayor medida en nosotros.

Piensa bien lo que haces, no pienses con los pies, piensa con la cabeza. NO SEAS IMPULSIVO.

2 comentarios:

legna42 dijo...

hola la mia a los 5 meses ha tenido una cria sola, tricolor y preciosa

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Seguidores