miércoles, 30 de abril de 2014

La pododermatitis. Un mal para nuestra cobaya.

La pododermatitis se trata de una infección que sucede en las patas cuándo éstas están expuestas a una excesiva humedad durante un tiempo más o menos prolongado o simplemente porque la base que pisan no es adecuada y causa herida. La falta de vitamina C o incluso la obesidad también podrían ser detonantes de éste problema.

Cobaya afectada por la pododermamtitis.
No dejes que tu cobaya llegue a este extremo. Al primer síntoma acude al veterinario.

Aunque parece algo no muy grave al principio, esta enfermedad en la piel puede llevar a la amputación de la pata afectada si no se frena a tiempo. Es por ello que es muy importante ir controlando el estado de las patas de nuestras cobayas, ya que al principio puede solo tratarse de una rojez y verse un poco inflamada, pero posteriormente irá convirtiéndose en una herida purulenta que podría afectar al hueso conforme va avanzando la infección.


Es muy importante que si vemos que una o varias patas de nuestra cobaya han sido afectadas por esta infección, acudamos lo antes posible al veterinario de exóticos más cercano. El veterinario será quién haga las pruebas pertinentes como radiografías para vigilar la posible afectación del hueso, y los tratamientos con antibiótico, vendajes, etc.

Pero como siempre nadie queremos tener que ir al veterinario corriendo, así que lo mejor es intentar prevenir el problema manteniendo la jaula seca, limpia, sin nada que pueda dañar sus patas y alimentándolas correctamente pero sin pasarse.

0 comentarios:

Seguidores